“Afrontando el futuro”, este es el título del 14º Encuentro regional de Salud Laboral de CCOO CLM que está teniendo lugar hoy jueves. Un futuro y un presente marcados inevitablemente por la COVID-19 que también tiene su repercusión en la salud laboral. Por ello, este año el sindicato está abordando, en este importante foro con el activo sindical, cómo es la salud laboral en tiempos de coronavirus, la utilización de test como medida preventiva o cómo es la actividad inspectora en el momento actual de la pandemia.

 Raquel Payo, secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO CLM, y Jesús Fernández Sanz, consejero de Sanidad de la JCCM, han sido los encargados de abrir este 14º Encuentro regional de Salud Laboral manifestando el compromiso de trabajar de la mano para mejorar la colaboración en materia de salud laboral y salud comunitaria.

En este sentido, el consejero ha trasladado la necesidad de fomentar un “modelo de colaboración” en materia de salud laboral y salud pública, manifestando el compromiso por parte de la Administración regional de “activar programas” con los sindicatos para que la formación, la información, el compartir experiencias tecnológicas nos ayuden a mejorar.

El año 2020 ha puesto de relieve la importancia de la salud comunitaria, la cual tiene su reflejo en el ámbito laboral, ha señalado Fernández Sanz, quien también ha subrayado la importancia de la inversión en prevención. “Un país que invierte en prevención y en salud pública es un país que invierte en riqueza”.

Asimismo, el consejero de Sanidad ha afirmado que hay que hablar en profundidad de las enfermedades profesionales, no se puede caer en el infradiagnóstico, esto es ir en contra de la salud laboral y de la prevención.

En esta misma línea, la secretaria regional de Política Institucional y Salud Laboral de CCOO CLM ha remarcado que es “fundamental aunar esfuerzos para mejorar las condiciones de seguridad y salud”, a la vez que ha tendido la mano del sindicato para tejer lazos intensos para trabajar de la mano salud pública y salud laboral, porque ambas “son indisociables”, así lo ha puesto de manifiesto la pandemia. “Ante retos importantes de salud pública como el actual, es imprescindible incorporar la perspectiva de la seguridad y la salud en el trabajo para abordarlos con mayor garantía”.

También la pandemia nos ha demostrado la exigencia de blindar nuestro Sistema Público de Salud, así como que las condiciones en que trabajamos condicionan no solo nuestra salud individual sino también la colectiva.

Priorizar la salud se ha impuesto en toda la sociedad. Trabajar en la “nueva normalidad” implica la necesidad de reorientar la actividad en prevención de riesgos laborales, integrando las medidas de prevención frente a la COVID-19 en la gestión de la seguridad y salud en el trabajo. Se ha puesto de manifiesto, más que nunca, la necesidad de aplicar los principios básicos de la prevención, estableciendo protocolos que incluyan los pasos a seguir para organizar un trabajo seguro y saludable, ha aseverado Payo.

Desde el inicio de la pandemia fuimos conscientes que garantizar las condiciones de seguridad y salud en los centros de trabajo era, y sigue siendo, un aspecto clave para contener y controlar la COVID-19. Todos nos pusimos a trabajar, administración, empresas, agentes sociales, representantes sindicales, con el objetivo común de contener la expansión del virus. Gracias a las medidas preventivas que se han ido implantando desde el comienzo de la pandemia, los entornos laborales han conseguido ir disminuyendo su incidencia en contagios de COVID-19.

Durante todos estos meses, el papel del asesoramiento realizado por parte del sindicato y control es indiscutible, como también lo es la necesaria participación de los representantes de las y los trabajadores en los planes de prevención de riesgo de contagio de la Covid-19 en las empresas, acordando medidas y vigilando su cumplimiento.

“Tras la pandemia se configurará un mundo diferente, aunque nadie se atreve a asegurar cuál va a ser la dirección de esa reformulación. La pandemia ha puesto de manifiesto las debilidades del sistema preventivo”, ha afirmado Payo, quien añade que “no nos cabe duda de que en el ámbito de la prevención es necesario un cambio de paradigma para que la salud y la seguridad de las personas trabajadoras se convierta en la prioridad inexcusable y en el eje sobre el que pivote todo el sistema”.

No podemos acostumbrarnos a las cifras. Hasta el mes de octubre se han registrado en Castilla-La Mancha 45 accidentes laborales mortales, 8 de ellos con motivo de la COVID-19.

Unas cifras que están muy vinculadas a la precariedad laboral, de modo que “o salimos de las cifras de precariedad o no mejoraran las cifras de siniestralidad laboral”, ha señalado Payo, que ha recordado que hemos salido adelante estos meses gracias a trabajadores y trabajadoras muchas veces mal pagados, con condiciones muy mejorables.

“El reto que la pandemia nos deja está en cambiar nuestro modelo productivo, con puestos de trabajo seguros, y eso se consigue con un compromiso de empresas y administración, no basta la labor de los sindicatos. Todos los implicados en el mundo del trabajo debemos usar el viento de cola de la pandemia para actuar, con unas relaciones laborales más equilibradas, con una negociación colectiva eficaz, con normas que garanticen que el trabajo se presta en condiciones de seguridad y salud”.

CCOO CLM consideramos que la formación y el asesoramiento de los trabajadores y trabajadoras es imprescindible. La falta de información genera miedo y también accidentes y enfermedades de origen laboral. Por ello, desde el sindicato seguimos haciendo un importante esfuerzo en la formación de nuestros delegados y delegadas sindicales con acciones como este Encuentro regional que celebramos hoy.

En esta importante cita anual para el sindicato participan también María Victoria Ramírez, coordinadora médica de ITEM Prevención, quien aborda la utilización de test como herramienta preventiva, Montserrat García, jefa de Área de Salud Laboral en el Ministerio de Sanidad y Política Social, quien trata sobre COVID-19 y ámbito laboral. Por su parte, Juan Díaz Rokiski, director territorial de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social CLM, explicará cómo está siendo la actuación inspectora ante la pandemia. El Encuentro será clausurado por Pedro J. Linares Rodríguez, secretario confederal de Salud Laboral CCOO, quien disertará sobre la salud laboral en tiempos de coronavirus.

Fuente: Tarancondigital.es